dennis1.jpg

Con poco más de sesenta años nos ha dejado no sólo un gran amigo, sino uno de los más estrechos colaboradores en nuestras tareas editoriales desde los años ochenta, cuando lo conocimos de la mano tendida de Ramón Gaya. Otro gran gesto de generosidad del pintor murciano por el que no acabaremos nunca de quedarle agradecidos, el habernos permitido compartir su amistad con él.
Algún día los españoles deberíamos rendir un sentido homenaje a todos aquellos hispanistas que, como Nigel Dennis, supieron conjuntar tan dignamente el rigor académico con la amenidad en sus escritos sobre una cultura que, en principio, les debería de resultar totalmente ajena, pero por la que acabaron teniendo, qué duda cabe, una irresistible atracción, hasta el punto de convertir su “estudio” en un verdadero y alegre sentimiento como “de andar por casa”.
Por desgracia, muchos de los proyectos en marcha que habíamos emprendido juntos en esta apasionante aventura de la edición quedarán truncados para siempre tras su ausencia. Y aunque toda pérdida conlleva siempre un gran vacío, hemos de aprender a habitarlo precisamente con la ayuda, por vía de la memoria, de aquellos que nos han abandonado.

Ver todos lo libros de Nigel Dennis editados por Pre-Textos