Por M. Ángeles Robles, Diario de Sevilla.

Hay escritores que escriben para contar historias y hay otros que lo hacen para contarse a sí mismos, para establecer un diálogo permanente con lo que son y con lo que está más fuera de ellos; que escriben para hablar sobre esa otra realidad que se escapa a la mirada furtiva del que siempre lleva prisa, que necesitan de la contemplación ensimismada del mundo. José Mateos pertenece al segundo grupo…

+ Leer la reseña completa
+ Información detallada del libro